R.·. L.·. Hispanoamericana nº 101
Valencia


La idea de la Logia Hispanoamericana comienza a gestarse en Valencia en Diciembre de 2020, nace durante el otoño de 2021, obteniendo su Carta Patente Provisional el 20 de noviembre de ese mismo año y siendo ratificada y obteniendo la Carta Patente Definitiva el 12 de marzo de 2022.  La Logia se constituye como taller mixto, compuesto por hombres y mujeres, en igualdad de condiciones, y trabajando en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, el Rito más utilizado dentro de la Gran Logia Simbólica Española.

Estos Hermanos y Hermanas poseen distintos orígenes personales y masónicos, siendo varios de ellos españoles y otros procedentes de países de América Latina. Algunos de los que han llegado a vivir a España desde el nuevo continente fueron iniciados en origen, y algunos otros fueron iniciados en España.
A partir del año 2019 se intensifica la llegada de nuevos Hermanos procedentes de América Latina que se establecen en Valencia en busca de una nueva vida y mejores oportunidades. Algunos de ellos serán residentes extranjeros, y algunos otros gozarán de la doble nacionalidad de acuerdo a los tratados entre España y los países históricamente pertenecientes a los territorios conocidos como Hispanoamérica, una de las regiones lingüísticas más grandes y culturalmente más cohesionadas del mundo.   

Las relaciones de amistad con los recién llegados se establecen en forma natural, bien por compartir el origen o bien por ser recomendados desde las Obediencias de origen, si no existió un previo conocimiento mutuo entre los recién llegados y los residentes habituales. Respetuosos y cumplidores del Código Moral Masónico, los Hermanos y Hermanas que ya residen en Valencia siempre han abierto sus corazones a los viajeros, intentando ayudarles, y siendo los viajeros personas sagradas para los locales.

Mucho se ha especulado en la historia sobre los orígenes de la Masonería en la América de habla hispana y su influencia en el devenir de la relación entre el Imperio Español y los territorios que luego se independizaron. Pareciera obvio atribuir a la Masonería cierta importancia en sus influjos en la divulgación de las ideas de libertad, igualdad y fraternidad, que fueron estandartes para los movimientos sociales americanos entre los que se pueden destacar la abolición de la esclavitud, la educación laica y la separación del poder de la Iglesia y el Estado. 

Sin pretender sobreestimar el impacto de la Masonería en el desarrollo de la emancipación de los pueblos americanos, lo cierto es que la Masonería en la América de habla hispana se desarrolló y continúa trabajando en forma ininterrumpida desde sus inicios, a mediados del siglo XVIII, y ha establecido un puente fraternal con la Masonería española durante los acontecimientos del siglo XX.

Es así que los fundadores de esta nueva Logia desean trabajar imbuidos en estos hechos compartidos, como forma de reconocerlos y recordarlos, y abiertos a todos los Hermanos y Hermanas sin importar su origen, pero apreciadores de esta historia común hispanoamericana.