12 de Marzo de 2022

Consagración del Templo del O.·. de Valencia

De acuerdo con nuestra antigua usanza, el SGM de la GLSE, Xavier Molina Figueras, acompañado por otros Grandes Consejeros, y numerosos hermanos y hermanas de la ciudad de Valencia, y de todo el Levante, consagró el Templo que dará luz en el O.·. de Valencia. En este nuevo templo trabajaran 3 logias de la GLSE acompañadas por otras tantas de otras obediencias.

El SGM Xavier Molina, puso en valor el esfuerzo realizado por un pequeño grupo de HH que han acondicionado un local de casi 300 m2 para el trabajo masónico. Una obra al nivel de los locales ya disponibles en Barcelona o Madrid, y que ayuda a consolidar la GLSE como referente de la masonería liberal en España.

“La Masonería del Siglo XXI mantiene los mismos principios básicos que la del siglo XVIII. Como Orden Iniciática mantiene sus tradiciones y Ritos. Sin embargo, como escuela de pensamiento es progresista, ya que evoluciona con el pensamiento de cada época. La práctica del Rito es nuestro método y nuestra forma de trabajar: sin la práctica ritualistica carecería de sentido, llegando a ser simplemente un club social”. Guillermo Miró, VM de la RL Luis Vives.

La solemnidad de la ocasión está señalada porque consagrar es un antiguo rito que, desde los primeros tiempos se realiza, en nuestro tiempo, para reservar un lugar o edificio y dedicarlo a un propósito. Antiguamente y para otras concepciones actuales, la Consagración del Templo se circunscribe a la transformación de un espacio construido de materiales comunes, en un espacio verdaderamente glorificado y preparado espiritualmente, para poder realizar trabajos bajo el manto protector y de infinita sabiduría del Gran Arquitecto del Universo.

Referirnos al "nuestra antigua usanza" es un poco engañoso ya que no se sabe con precisión cómo se hacía en el albor de la Masonería especulativa. La primera indicación que tenemos aparece en el libro de Las Constituciones de Anderson, publicadas en 1723, bajo el título: “Aquí sigue el Modo de constituir una Nueva Logia tal como la practica el Muy Venerable Gran Maestro de acuerdo con los antiguos usos de los masones”. Desafortunadamente, Anderson no incluyó detalles de los usos antiguos, por lo que nos quedamos con una descripción bastante esquemática, sin referencia al uso de los elementos de las consagraciones y en su caso las de un Templo: las flores multicolores, un recipiente con vino, otro con sal, otro con trigo y otro con aceite, y un perfumero con palos de sándalo.

La palabra "Templo" no se refiere solo al edificio en el que nos reunimos, sino al cuerpo que forman los hermanos en sí mismos y que constituyen las logias. El templo masónico se considera una representación del Universo y como afirma A. K. Coomaraswamy: “Toda cosmología es, al mismo tiempo, una psicología y una fisiología”.