15 de Mayo de 2021

Cuadragésimo primer aniversario de la GLSE

La Gran Logia Simbólica trabaja para personificar la Masonería del siglo XXI.

Masonería de ayer, de hoy, de siempre

Se fundó el 15 de mayo de 1980, sobre la base de la historia sucedida en los años anteriores a la llegada de la democracia a España.

En 1977 se creó el primer núcleo activo de librepensadores en Barcelona, el Ateneo Minerva, asociación cultural que se instaló en la calle Avinyó 27, recuperando la tradición masónica liberal, interrumpida en la misma finca en 1939. La ley de Represión de la Masonería y el Comunismo fue promulgada el 1 de marzo de 1940.

El Ateneo Minerva se convirtió más adelante, en una federación de entidades de diferente sensibilidad. Fueron tiempos en que las reuniones masónicas aún se celebraban clandestinamente.

Tras la aprobación de la Constitución de 1978, la Masonería fue legalizada en España el 19 de mayo de 1979, gracias a una sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional (https://www.poderjudicial.es/search/doAction?action=contentpdf&databasematch=TS&reference=4428033&links=&optimize=19960118&publicinterface=true), que anuló una resolución de la Dirección General de Política Interior (dirigida por Rodolfo Martín Villa) que había declarado ilegal a la Asociación Grande Oriente Español. La Audiencia Nacional basó su sentencia en el libre derecho de asociación, reconocido y amparado en la Constitución.

La Gran Logia Simbólica Española tomó su nombre de otra Obediencia nacida en Cataluña en 1920. Se constituyó en Barcelona con sede en la calle de Avinyó, como federación de Logias masculinas, custodia de las señas identidad e ideales de la Francmasonería histórica española, al adoptar los principios del Grande Oriente Español, prácticamente extinguido durante la etapa franquista.

La integraron Logias que trabajaban en la clandestinidad antes de la muerte del dictador. Varios hermanos procedían del exilio, tanto europeo comoamericano. Sus primeras Logias fueron “Minerva-Lleialtat” y “Justicia”, ambas en Barcelona; pronto se unió “Hermes-Tolerancia” de Madrid. El primer Gran Maestre de la GLSE (1980-1987) fue Rafael Vilaplana Fuentes.

En 1983, la GLSE fue aceptada en el Centro Enlace y de Información de las Potencias Masónicas -CLIPSAS - firmantes del Llamamiento de Estrasburgo de 22 de enero de 1961. Las relaciones internacionales más estrechas se mantienen con el Gran Oriente de Francia, la Federación belga del Derecho Humano, el Gran Oriente de Bélgica y la Gran Logia de Italia. Con el Grande Oriente Lusitano (GOL), de Portugal, se remontan a 1986.

La GLSE no ha dejado de mejorar sus relaciones con otras Obediencias y organizaciones masónicas de todo el mundo. En la actualidad, mantiene relaciones de mutuo reconocimiento con 43 Obediencias masónicas de Europa, África, Asia y América, y está presente en los todos los foros importantes de la Masonería liberal del mundo. Pertenece a la Unión Masónica del Mediterráneo, que integra hoy a representantes de diez países ribereños y trata de fomentar el diálogo, la convivencia y el trabajo en común entre todos esos países.

En 1990 se acordó declarar la laicidad como uno de los valores centrales.

La admisión de mujeres llegó durante el mandato del segundo Gran Maestre, Roger Leveder Le Pottier, tras un debate en la Asamblea General del 27 de junio de 1992, celebrada en Barcelona, con la aprobación de una decisiva reforma de los Reglamentos de la organización, en lo que entonces se denominó la “triple opción”.

La primera mujer que se inició fue Josefina Saló, en la Logia Justicia nº 7 de Barcelona, el 14 de noviembre de 1992. En el año 2000, Ascensión Tejerina fue elegida Gran Maestre. En 2012 lo fue la aragonesa Nieves Bayo. Ambas fueron reelegidas para un segundo mandato.

El 9 de mayo de 2009, durante el mandato del Gran Maestre Jordi Farrerons, la GLSE participó en la fundación del Espacio Masónico de España (EME), que coordina a las cuatro Obediencias masónicas liberales más importantes: la propia GLSE, la Federación española de El Derecho Humano, la Gran Logia Femenina de España y el Gran Oriente de Francia.

Se inauguró la nueva sede central de la GLSE en 2016 en la calle del Vallès de Barcelona, dejando atrás al viejo templo de la calle de Avinyò.

Nueva sede de la GLSE en Barcelona

El 29 de octubre de 2019, el Gran Maestre Xavier Molina presidió la inauguración de la nueva y amplia sede de Madrid, propiedad de la GLSE y ubicada en la calle de Belianes, en cuyos templos trabajan Logias de varias organizaciones masónicas más.

Entrevista Xavier Molina en la nueva sede de Madrid