7 de Septiembre de 2021

El Diario de Jaén entrevistó al SGM

“Xavier Molina, Gran Maestro de la GLSE, presenta nueva logia”, así titula el Diario de Jaén, en su página 10, el periodista Francisco Marín, el artículo publicado tras su entrevista con el Serenísimo Gran Maestre de la Gran Logia Simbólica Española, que transcribimos a continuación íntegramente.

El líder nacional de esta organización asegura que están alejados de otros grupos masónicos y que son liberales.

La sensación que existe entre la mayor parte de la ciudadanía sobre la Masonería gira en torno al secretismo, a lo misterioso, a lo críptico e, incluso, en reiteradas ocasiones, a lo largo de la historia, hemos escuchado hablar de confabulaciones y contubernios.

El catalán Xavier Molina Figueras, Gran Maestro de la Gran Logia Simbólica Española (GLSE), presentó ayer la mencionada logia en la capital, concretamente en el Hotel HO. Se trata de la principal logia masónica mixta y adogmática que contará, en principio, con quince integrantes en la ciudad de Jaén. La presentación se inició con la ceremonia de “levantamiento de columnas”, que es la apertura de una nueva logia, con el fin de unir entre “sus columnas” a gente que proviene de otras organizaciones para aunar fuerzas a nivel nacional, ya que, actualmente, se encuentra muy fragmentada.

“La organización, a nivel nacional, está dividida. Y considero que no es por temas filosóficos, sino por temas personales que tenemos que superar para que la Masonería vuelva a tener esa fuerza en España. Para ello, con el respeto de la gente, tratamos de canalizar visibilidad con el fin de transmitir una sensación de normalidad”, afirmó el líder nacional de la logia.

Asegura que, dentro de la Masonería, son liberales y que están alejados de otras logias masónicas con ideas arcaicas como la segregación por sexos. La idea de fundar esta organización en Jaén llevaba mucho tiempo pergeñándose a través de algunos miembros que ya pertenecían a grupos de otras ciudades, algo que facilitó la adhesión a la GLSE, con el objetivo de implementar un proyecto global, unificador y, sobre todo, integrador entre todos los hermanos de Jaén. Por otro lado, Xavier Molina abordó el tema por antonomasia que caracteriza a la Masonería: el misterio que existe en la organización, donde expuso, a su parecer, razones obvias.

La primera es que, aunque tratan de remontar en cuanto afiliados o seguidores, no dejan de ser organizaciones pequeñas a nivel nacional. Y la segunda, que es sobradamente conocida por los libros de historia, se justifica con el maltrato que sufrieron durante la dictadura.

“Recordemos que la Audiencia Nacional, en la época franquista, fue el tribunal contra la Masonería y supuso la destrucción de la organización, creando unas reticencias entre la ciudadanía española por la losa del franquismo”.

Asimismo, remarcó que la Masonería ya no está implicada en la política como estuvo anteriormente, pero sí dejó claro que es una academia de formación de políticos, porque, según Xavier Molina, el método masónico favorece la introspección, enseña al debate, impulsa la clarividencia de ideas o fomenta la oratoria.

“Nuestra organización no tiene la intención de ser una escuela de políticos, pero aborda de lleno las técnicas de la política”.

Comentó que la Masonería aborda entre sus seguidores un trabajo iniciático, que no quiere decir secreto, en el que se desvelan diferentes herramientas de forma paulatina para despertar las inquietudes de una persona que aún no conoce de ella misma, haciendo hincapié en el efecto sorpresivo que genera esta fórmula.

“Nuestro método de trabajo se basa en la capacidad de reflexión provocada por la sorpresa o por las emociones aún no descubiertas que proporciona el sentido iniciático”, explicó Xavier Molina.

Por último, el líder masónico animó a los jiennenses a informarse sobre la Masonería a través de los recursos que presta internet para que vean cómo trabajan.

La Masonería coge fuerza en la capital

La Gran Logia Simbólica Española tiene dos características singulares respecto de otras organizaciones masónicas, tanto españolas como extranjeras.

Según cuenta Xavier Molina, la primera es que en ella se integran hombres y mujeres en absoluta igualdad, mientras que otras organizaciones masónicas discriminan a las mujeres. Y la segunda es que, en procesos electorales, todos los miembros tienen derecho a voto, mientras que en las masonerías “convencionales” la votación está reservada, única y exclusivamente, para “un club de notables”.

La GLSE cuenta con más cincuenta “talleres” repartidos por toda España y con más de un millar integrantes. Xavier Molina afirma que, con la apertura de la logia jiennense, sólo queda Huelva por abordar en Andalucía.

Noticia Diraio Jaen