6 de Octubre de 2020

El Gran Oriente de Bélgica abre las puertas a mujeres

En su última Asamblea General, los hermanos del Gran Oriente de Bélgica tomaron una decisión trascendental para su organización, una de las más antiguas y respetadas de la Masonería europea (fue fundada en 1833). El GOB será, a partir de ahora, una Confederación integrada por tres federaciones de Logias que podrán ser solamente masculinas, femeninas o mixtas. Esto quiere decir que las mujeres podrán ingresar en el Gran Oriente de Bélgica, como ya lo hacen en el Gran Oriente de Francia (esa decisión se tomó en 2010) y en la Gran Logia Simbólica Española, que adoptó hace treinta años la “triple opción” que ahora hacen suya los hermanos belgas.

La realidad social de la que emana la Masonería se sigue abriendo paso, pues, frente a quienes pretenden mantener a la Orden masónica en una situación de sonrojante discriminación hacia las mujeres. Discriminación que es, además de ilegal en muchos lugares, una antigualla histórica, más que una tradición. La GLSE felicita efusivamente a los hermanos del Gran Oriente de Bélgica, a quienes tantas cosas y tanta historia nos unen, por la decisión adoptada.