31 de Octubre de 2022

El SGM representó a la GLSE en el Vº Congreso del Gran Capítulo General de España del Rito Francés

El sábado 29 de octubre tuvo lugar el Vº Congreso del Gran Capítulo General de España del Rito Francés en Barcelona.

El recién elegido Muy Sabio y Perfecto Gran Venerable, Luís Plá, con los representantes de las Delegaciones desplazadas hasta Barcelona

 

Acudieron hermanos procedentes de todo el estado español y delegaciones en representación de los Grandes Capítulos de Portugal y Francia, así como representantes del Gran Oriente de Francia, del Supremo Consejo Masónico del Grado 33, del Gran Orient de Catalunya y de la Gran Logia Simbólica Española, representada por su Serenísimo Gran Maestre, Xavier Molina.

Tras dos años sin poder celebrarse ningún Congreso, por la consabida pandemia Covid19, el Gran Capítulo General de España del Rito Francés actualizó y aprobó aquellos documentos pendientes administrativos, además de renovar toda la cámara Administrativa que a partir de ahora encabeza el QH.·. Luís Plá como Muy Sabio y Perfecto Gran Venerable. En la votación participaron los Diputados de los Cuatro Soberanos Capítulos constituidos en España: Rosa de Foc I (Catalunya y Balears), República II (Andalucía), Sirio III (Madrid/Centro) y Clara Campoamor IV (Asturias y Canarias). En la actualidad se proyecta un quinto Soberano Capítulo en Levante (Castellón, Valencia, Alicante y Murcia).

El Gran Capítulo General de España es la Potencia Masónica signataria de la Carta de Principios Fundamentales del Rito Francés, que administra los Órdenes de Sabiduría del Rito Francés posteriores al Grado de Maestro Masón, así como los Soberanos Capítulos constituidos bajos sus auspicios en el Estado español, desde el 29 de octubre de 2010, cuando el Grand Chapitre Général du Grand Orient de France – Rite Français le transmitió ritualmente su Regularidad y Soberanía.

Ofrece a través de las Órdenes de Sabiduría del Rito Francés un camino de perfeccionamiento para los Maestros Masones de cualquier otro Rito, que así lo decidan y soliciten, a través de la práctica de una Masonería mixta, laica, adogmática y humanista liberal, siguiendo relatos simbólicos que contienen en su interior mensajes antiguos y filosóficos que se proyectan hacia el futuro y la organización de la sociedad.