16 de Diciembre de 2020

¡Feliz Solsticio de invierno!

La energía que representa la polaridad de la tierra impregna los momentos de la siembra y de la cosecha: un extremo unido al polo sur y el otro extremo unido al polo norte. Son dos momentos como los latidos de un corazón acelerado enredado en los surcos de los campos.

Desde la antigüedad, el ser humano ha compensado el tiempo de oscuridad creciente del sosticio de invierno encendiendo fuegos y velas. En nuestro propio tiempo, adornamos casas y edificios con hileras de luces de colores. No es casualidad que en esta época se celebren fiestas de la luz como la Navidad y el Hanukkah.

Pronto entraremos en nuestro solsticio de invierno interior y, como el viaje del sol en el cielo, habremos de detenernos para ver la cara del presente y poder escuchar.

En tiempos antiguos, los masones éramos conocidos como “Hijos de la Luz”. Identificamos Luz con conocimiento y Oscuridad con ignorancia. Por eso el masón busca la Luz. Expresamos este deseo cuando declaramos que el propósito de la Masonería es "cultivar e iluminar la mente". Este es el desafío intelectual que se presenta ante la Gran Logia Simbólica Española: ser un instituto de aprendizaje basado en el conocimiento, el más antiguo y más grande del mundo ...

Para pasar del umbral de esta puerta, cuyo paso significa ESPERANZA, necesitamos silencio interior, paz, abstracción personal, porque sembramos de nuevo en nosotros mismos, y este grano debe convertirse en acción, una acción que sea capaz de penetrar en las mentes de los escépticos, de los desilusionados, de aquellos que no creen en los principios de la Francmasonería.

Este es el momento de reiniciar la búsqueda del "bien común” y poner en práctica ser "personas libres".

Podríamos contemplar el hecho de que cada día de nuestra vida es, para la totalidad de nuestra existencia, como el viaje de la Tierra alrededor del Sol lo era para el Gran Año del Mundo de los antiguos: un eterno retorno. Y este retorno es volver al ideal ético comprendido en nuestros postulados, Libertad, Igualdad y Fraternidad.

Hoy, cuando llega el día más corto y con menos luz podemos aportar nuestra pequeña luz como un fundamento.

Como dice Leonardo Boff: “Llevamos luz dentro de nosotros, en el cuerpo, en el corazón y en la mente. Sobre todo, la luz de la mente nos permite comprender los procesos de la naturaleza, penetrar en lo íntimo de las personas, y llegar hasta en el misterio luminoso de la verdad.

La Masonería tiene muchas analogías relacionadas con la luz: la idea arquetípica de Platón y su la alegoría de la caverna; o la del sol, que asocia la Luz (en forma de Sol) con la Verdad.

Estas formas arquetípicas buscadas por los libre pensadores, se han incorporado a la Masonería en innumerables pasajes y elementos rituales. Tiene sentido, entonces, que nuestra institución se preocupe por los solsticios. La palabra solsticio deriva del latín sol y sistere (quedarse quieto): el movimiento estacional de la trayectoria del Sol (visto desde la Tierra) se detiene antes de invertir su dirección.

Pero la Masonería va mucho más allá del simple conocimiento de la naturaleza: sus movimientos se convierten en metáforas y analogías que armonizan nuestra vida masónica.

Tenemos, además, la misión de continuar el trabajo iniciado hace siglos por todos los francmasones que nos precedieron, sembrando en el suelo árido, en esta oscuridad, el bien común, dándole valor y función a la razón, a la conciencia.

La noche más larga del año, representa la sepultura profunda y completa del alma en la materia y la aridez de la vida. Representa también el de tremendo esfuerzo y lucha en nuestra vida interior para convertirnos en un templo apropiado para el alma.

Ahora que se acerca el solsticio de invierno año Covid19, llevemos frente al vacío, una luz. Frente a la enfermedad, la crisis y el desequilibrio entre naturaleza y tecnología, frente al egoísmo: altruismo.

Nos hemos detenido, como el sol, para poder ver la cara del presente y escuchar, pero también ¡PARA ESPARCIR NUESTRA LUZ!

La R.·.L.·. Arte Real nº 44 nos felicita con este video:

¡Feliz Solsticio de invierno 2020!