13 de Diciembre de 2020

Heredom, nueva Logia de Estudios de la GLSE

No tiene número en el registro ni ubicación territorial específica, porque la integran maestros y maestras masones de toda España. Se reúne con una periodicidad mucho mayor que las Logias normales. Heredom nace con una peculiaridad: se dedica al análisis, investigación y profundización del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

Se presume que la palabra Heredom puede derivar del griego Heiros y Domos (la Santa Casa). Antiguos escritos se refieren a una mítica montaña llamada Heredom (Schiehallion) ubicada en Escocia, un nombre totalmente hebreo designa una montaña en el norte de Escocia…

En un pequeño castillo en las laderas del norte de Schiehallion, se estableció el masónico “Sublime and Royal Chapter of Heredom”, un capítulo de los masones que originalmente se había constituido en la cima sagrada del monte Moriah en el Reino de Judea. Pero, ¿por qué Schiehallion? Aparentemente porque, al igual que el monte Moriah, era una montaña sagrada. 

En su libro, “La Tierra Santa de Escocia”, Barry Dunford cita los escritos del siglo XVIII del Chevalier de Berage sobre los orígenes de la Masonería: “Su Logia Metropolitana está situada en la Montaña de Heredom donde se celebró la primera Logia en Europa, allí existe en todo su esplendor. Esta montaña está situada entre el oeste y el norte de Escocia, a sesenta millas de Edimburgo".

¿Podría Schiehallion ser el monte Heredom de las escrituras antiguas?

El lejano linaje celto-escocés es paralelo al del que reclama su afiliación al de los constructores del Templo de Salomón y la comunidad de Jerusalén. Es como si la doble ascendencia hierosolimitana y escocesa asociaran bajo este simbolismo a la la Iglesia de Santiago y a la la Iglesia Celta, acercándolas a la desgracia que caballería del Temple habría de relevarles algún tiempo después.

Hay alusiones tempranas en la Masonería "escocesa", es decir, grados con un título "escocés", en manuscritos que datan de 1733. El comienzo más probable del rito escocés se remonta a Burdeos y París, donde la base ritual se puede fechar en 1743.

Se estableció el Capítulo de Clermont en 1754 fuera de París, por Chevalier de Bonneville, Capítulo que fue reemplazado por los Caballeros de Oriente y los Emperadores de Oriente y Occidente, estos últimos se conocieron en Francia como el Rito de la Herencia, durante la década de 1750.

Este Rito organizó el Rito de la Perfección. A partir de sus Constituciones Secretas de 1761, la Gran Logia de Francia y los Emperadores de Oriente y Occidente emitieron una patente conjunta a un comerciante llamado Etienne (Stephen) Morin con el fin de establecer la "Orden del Secreto Real" y promulgar los grados más altos de la Masonería en las Américas.

A partir de la autoridad original de Morin, se otorgaron patentes que establecieron el Rito de Perfección en las Indias Occidentales, Albany, Nueva Orleans, Filadelfia y Charleston.

Las Grandes Constituciones de 1786 , supuestamente adoptadas en Berlín el 1 de mayo de 1786, preveían un rito que constaba de treinta y tres grados, del uno al treinta y tres, bajo el título de Rito Escocés Antiguo y Aceptado y gobernado por un Consejo Supremo. Esta constitución creó la estructura y el gobierno del rito escocés tal como se practica hoy.

Los primeros tres grados se ceden a las Grandes Logias de Masones Antiguos, Libres y Aceptados, proporcionando así una asociación homogénea en la promulgación de un sistema progresivo de lecciones morales y éticas, que es la verdadera misión de la Masonería.

Para estudiar y comprender el significado profundo, habremos de tener presente en nuestra mente tres montañas místicas; Monte Moriah, Monte Sinaí y Monte Heredom.

Debemos buscar a Heredom en otro lugar que no sean los mapas, leyendo Hierodom, transcripción de hiero domos, la Santa Casa, alusión al Templo de Jerusalén o a la Orden del Temple.

Pero también podemos leer la palabra hebrea Harodim, designada a los oficiales, los jefes de obra de la construcción del Templo.

Enlazamos estas dos lecturas a la creación de la Orden del Temple, introducida en Escocia por el rey David I a mediados del siglo XII.

En 1307 el rey Felipe IV, debía a la orden una gran suma de dinero, por lo que decidió acabar con ella. Contó con la ayuda del papa Clemente V, que emitió una bula por la que se encomendaba a todos los reyes cristianos de Europa, a detener a todos los caballeros templarios, quienes fueron torturados y quemados en la hoguera, acusados de herejía y sacrilegio entre otros motivos.

En 1314, Jacques de Molay, su gran maestre fue arrestado. Tras un intento fallido de fusión y sumisión de la orden al Rey Felipe IV, el Papa Clemente V presionado por el monarca francés, disuelve la orden. Torturado durante días bajo la acusación de sacrilegio y herejía, acaban con él, Pero, ¿realmente se extinguió la Orden?

La Real Orden de Herencia de Kilwinning o Real Orden de Escocia fue restaurada en 1314 por el Rey Robert I Bruce (hijo de Roberto VI Bruce, tataranieto del rey David I), restauración íntimamente ligada a la supervivencia de la Orden del Temple.

Bajo la protección del rey Robert Bruce en Escocia y, según la tradición, continuaron allí la obra del Temple. Roberto de Heredom recibe el cofre que contiene tanto la auténtica doctrina como la campana de la Iglesia primitiva, que transmitirá a las generaciones futuras.

Otros seis caballeros, que se convirtieron en "Hermanos de la Cruz", salen al amanecer, símbolo de renacimiento, juventud y fuerza", al castillo de Heredom en Escocia...