26 de Mayo de 2022

Hermanamiento entre las RR.·. LL.·. Indivisible N.º 51 (GLSE) y Seara Nova N.º 564 (GOL)

En el día cuatro del mes de junio del año 6022 de la V.·. L.·., los Hermanos y Hermanas Aprendices, Compañeros y Maestros de la Respetable Logia Indivisible N.º 51, en el Oriente de Valladolid en España y de la Respetable Logia Seara Nova N.º 564 en el Oriente Bragança en Portugal, se reunirán fraternalmente en el Oriente de Valladolid, para proclamar solemnemente su voluntad común de hermanamiento.

Imagen Valladolid: javierprietogallego.com

Se sucedieron, antes y durante la pandemia, los contactos y pasos a la vista de este hermanamiento fraternal. Unos lazos que serán puestos a prueba y confirmados por el tiempo, a modo de esfuerzo y trabajo conjunto hacia la realización del ideal masónico.

Ambos Talleres, que trabajan en el R.·. E.·. A.·. A.·., se comprometen a mantener un constante diálogo, por medio de los respectivos Garantes de Amistad, con el objetivo de facilitar el Trabajo en conjunto y fomentar el intercambio de aportaciones dentro del proyecto de construcción del Edificio Masónico.

Sendos diplomas conmemorarán y consagrarán esta ceremonia. Permitirán recordar al corazón de cada Hermano, que lejos, pero sólo en el espacio, hay otro corazón fraternal que piensa en él.

Los Hermanamientos entre Logias

La sociabilidad organizativa de la Masonería es pluriformal y posee su propio marco normativo. Las logias son un espacio estructurado donde se accede al simbolismo por medio de una serie de rituales.

Templo, taller, escuela... son denominaciones explícitas que sintetizan la definición y función de una logia: un espacio de práctica destinado y dedicado a la educación de sus integrantes, formándolos para el construir un mundo y humanidad mejores. Son verdaderos obradores en los que se trabaja por los valores de la institución y son considerados espacios de reflexión, centros filosóficos, laboratorios de ideas y escuelas de vida y de ciudadanía.

 La Masonería se diferencia de otras instituciones en la elección de sus fines y en los medios que utiliza para “construir el Templo”. Cada Obediencia, cada Logia perteneciente a una de ellas, establece unas reglas para que reine entre sus miembros la armonía y la concordia, único modo de “trabajar”. Por este motivo, podemos encontrar en los reglamentos de diferentes obediencias y Talleres detalles diferentes, que revelan distintas sensibilidades masónicas.

Cada logia funciona con los rituales y reglamentos de la Obediencia que les ha concedido su “Carta Patente”. La Masonería, al estructurarse en obediencias, establece una serie de relaciones que consolidan las logias. Esta asociación extendida a un territorio establece vínculos de interés común fraternales y burocráticos.

Cuando se establecen vínculos entre Obediencias o entre logias de diferentes Obediencias, Orientes y países, se deben estudiar los respectivos Reglamentos, usos y Costumbres, para evitar que existan conflictos entre los mismos.

El Hermanamiento es un acuerdo cuyo propósito es confirmar el compromiso de trabajar en armonía entre dos logias para promover los principios de la Masonería. Para canalizar este trabajo, primero de aproximación, y después de mantenimiento del acuerdo, ambas logias nombran un Garante de Paz y Amistad.

El Garante de Paz y Amistad no puede contraer ninguna obligación o compromiso en nombre de su logia sin tener la aprobación de la misma. Informa a la logia lo acaecido y es una persona clave para cada una de las logias que se hermanan.

Mediante la cooperación mutua se impulsa el intercambio de conocimientos e ideas. El contacto frecuente permite valorar objetivos y la promoción y realización de actividades masónicas, sociales y filantrópicas en los emplazamientos de los Talleres hermanados.