1 de Mayo de 2022

III Encuentro Nacional de Compañeros de la GLSE

El sábado 30 de abril fue un día "sencillamente" grande para los queridos hermanos y hermanas que hicieron el camino hasta la capital y para los Compañeros que aquí les aguardaban.

Los protagonistas de la jornada fueron los obreros de segundo grado que se reunieron en la sede de la GLSE de Madrid, y que tras el trabajo disfrutaron de un ágape memorable.

Con gran emoción, el SGM, acompañado de varios miembros del Gran Consejo y el cuadro de oficiales, inició el III Encuentro Nacional de Compañeros de la Gran Logia Simbólica Española en el que, entre otras ceremonias y actos, dos hermanas de la R.·. Logia GEA nº 99 recibieron su merecido Aumento de Salario.

Así se reconoce el progreso que realizan los Aprendices en el Arte y conocimiento masónico – el Compañero es responsable de la correcta interpretación del diseño del arquitecto.

Por este avance, se les procura otras herramientas que les permitirán estudiar aquello que oculta la naturaleza y la ciencia. La ceremonia de Aumento de Salario, es en realidad un programa de trabajo completo, en el que un paso que no puede darse sin haber logrado exitosamente el anterior.

El Grado de Compañero Francmasón ofrece un estado de autonomía necesario para que, gracias al uso equilibrado de las decisiones libres y responsables, cada hermano pueda construir su propio proyecto masónico. Cada cual tiene el suyo, un camino, una búsqueda, un fin.

Nuestra divisa Libertad es una motivación incesante, y aunque esta utopía no sea un logro real o empírico, lo que comienza a emancipar a los Compañeros masones, es el hecho de ser conscientes de su “actividad vital” auto-gestionada, que es en sí la búsqueda incansable de esta libertad.

La Igualdad en este camino iniciático, se plasma en el paso de todos los iniciados en la Francmasonería por los dos grados anteriores a la maestría, y se refleja en que cada Compañero tiene derecho igual a tallar su piedra sin los obstáculos de la injusticia o la opresión.

Pero, tal vez, sobre todo ser Compañero significa compartir el pan, el acto fraternal primero. En nuestros talleres ese pan es el fruto del trabajo. Es decir, un Compañero viaja para aprender y mostrar al retornar a su logia lo grabado en otros Orientes.

Esta fraternidad que acompaña al Compañero y que se practica entre los iniciados hade extenderse hacia el alma y la mente. Por este motivo, está profundamente asociada a la igualdad y a la libertad.

Se trata entonces de la unión del conocimiento y el amor actuando en un solo acto de sabiduría.