4 de Septiembre de 2021

La R.·. L.·. El Olivo y la Acacia nº 97 levanta sus columnas en el O.·. de Jaén

En una emotiva ceremonia, presidida por el Serenísimo Gran Maestre Xavier Molina, acompañando por tres 3 Grandes Consejeros, el presidente del Distrito Centro y cerca de 40 Hermanos y Hermanas de las logias andaluzas de la GLSE: R.·. L.·. Obreros de Hiram nº 29, R.·. L.·. Resurrección nº 30, R.·. L.·. Mediodía nº 66, R.·. L.·. Odisea nº 71, R.·. L.·. Lux Malacitana nº 74, R.·. L.·. Mariana Pineda nº 76 y R.·. L.·. Ariadna nº 86, a los que se sumaron los que viajaron desde Madrid, pertenecientes a la R.·. L.·. Arte Real nº 44 y la R.·. L.·. Gea nº 99, y desde Valladolid de la R.·. L.·. Indivisible nº 51, se encendieron las luces y se levantaron las columnas en el O.·. de Jaén de la R.·. L.·. El Olivo y la Acacia nº 97 .

“Desde 1717 se han ido sucediendo enfrentamientos entre diferentes posturas que han venido a pretender ser la mejor forma de trabajar los símbolos: antiguos, modernos, liberales, dogmáticos, regulares, irregulares… (…) en un intento de desprestigiar al diferente.

En estos tiempos que corren, ser una persona refugiada es síntoma del fracaso y motivo de recelo (…) fenómeno del que no ha escapado nuestra Orden. Pero en un día tan especial como el de hoy, hablaré de lo que nos une y de lo que gracias al esfuerzo y perseverancia de muchos hermanos y hermanas presentes y pasados se ha ido logrando por el progreso de la Masonería y de la Humanidad.

En 1893 la mujer fue admitida en las logias en completa igualdad con el hombre, acontecimiento que marcó un antes y un después, un punto de no retorno, del que han bebido sin excepción todas las obediencias y organizaciones masónicas que admiten igualitariamente a hombres y mujeres en sus trabajos.

Mujeres masonas en Andalucía: grupo de la logia “Isis” durante una visita a las ruinas de Itálica en 1912.

Mujeres masonas en Andalucía: grupo de la logia “Isis” durante una visita a las ruinas de Itálica en 1912.

(…) Un taller acaba en la espalda de los hermanos y hermanas que lo componen. Nuestra nueva logia fue un triángulo antes que cuadrado alargado… No puedo menos que acordarme con pesar de quienes injustamente quedaron en el camino, e intentar comprender los males que aquejan a nuestros talleres, para solucionarlos.

Todos y todas nos volvemos a iniciar cada vez que asistimos a una nueva iniciación; con este encendido de luces estamos encendiendo de nuevo la llama de las demás logias de la GLSE.

Este fue parte del discurso del VM Gottlieb, tras recibir la carta patente de la Gran Logia Simbólica Española.

Tras la ceremonia, se celebró un ágape fraternal, que también observó las medidas sanitarias y preventivas de salud pública dictadas por la Junta de Andalucía.