7 de Marzo de 2022

Levanta Columnas la R.·. L.·. Migdia nº 102 en el O.·. de Castellón

El sábado 5 de marzo levantó sus columnas la R.·. L.·. Migdia en el O.·. de Castellón. Más de cuarenta Hermanas y hermanos de la Comunidad Valenciana y de todos los orientes del Estado acompañaron a los miembros de este Taller en la ceremonia, que solemnizaron varios consejeros de la Gran Logia Simbólica Española junto al SGM, Xavier Molina.

 

El V.·.M.·. transmitió el sentir del Taller a los presentes a través de una parábola:

“Había una vez una Logia que nació con las ganas y la intención de estar siempre procurando un espacio de reflexión y trabajo provechoso para quienes a ella llegaran. Juntos, Aprendices, Compañeros o Maestros Masones, recogían las muchas y diversas sensibilidades que los hermanos y hermanas manifestaban y que les hacían crecer a todos dentro y fuera del Templo”.

Estaba hablando de R.·. L.·. Migdia. De la Logia como Comunidad.

“La Logia son hermanos y hermanas que trabajan por ellos y por todos, y así queremos que sea ese espacio de racionalidad y libre pensamiento. La Logia puede ser, y soy yo y todos vosotros. Vosotros y nosotros. Tú y yo hermano y hermana”.

Una Logia que acoge los no-límites, donde caven todos, con diversas formas de entender el mundo. Con la filantropía, la humildad, el cariño y la tolerancia a flor de piel. Un espacio donde reflexionar y “calentarnos la sangre”. Como la vida misma. Pero sin imposiciones, verdades absolutas, individualismos mediocres, narcisismos destructivos y atajos imposibles o imposiciones para buscar la Luz.

“Celebramos, por tanto, entre todos, este tiempo de alegría. Ese tiempo de esperanza. Estas ansias de trabajos justos y perfectos. Contamos con Hermanos y Hermanas de aquí y de fuera, con el sincero apoyo y estima de Logias hermanas, como la R.·. L.·. Manuel Fabra en nuestro mismo Oriente o de talleres cercanos de Barcelona, Valencia, etc".

LO TENEMOS TODO PARA HACERLO POSIBLE.

 

“En Masonería, la alianza y, está claro, el compromiso con la virtud y las personas virtuosas, nos lleva a la necesidad de hacer el bien, practicar la justicia y ser felices, en el sentido griego del término. Y como nos enseña el mundo socrático, la formación del carácter y el conocimiento de uno mismo, tiene que ponerse al servicio del bien supremo, de la mejora de la sociedad, en definitiva, a la práctica de la virtud, es decir el ser capaz de ser feliz y tolerante”.

Esta Logia llega con toda la ilusión, alegría, entusiasmo y rigor que es posible, para ayudar a forjar Masones y Masonas que sean los escritores y lectores de nuestra historia en un futuro próximo.

“Gracias por hacer posible que la ilusión de una parábola o historia, que se sucede desde hace más de quince años, cuando se constituyó el Triángulo Castàlia en 2007, se haya transformado en un taller tangible en 2015 y continúe teniendo hoy fuerza y futuro para seguir construyendo”.

Castalia era la mítica fuente donde inspiraba el genio de la poesía a aquellos que bebían de sus aguas o escuchaban su suave sonido. La fuente que da alas a las artes y que otros autores consideran como auténtica incitadora a practicar lo mejor de todas las culturas juntas, y da la capacidad para desarrollar las facultades humanas. Un auténtico mestizaje.

 

Antiguamente se consideraba que la Fuente Castalia estaba cerca de Castelló en lo que ahora es el Moli la Font

 

“Hoy nos reivindicamos como Migdia – Mediodía, un concepto arraigado en nuestro idioma. Es el momento que el día se rompe en dos partes iguales, cuando el labrador ve su sudor con más intensidad regar el suelo, fértil o no, de esta tierra.

El mediodía es fuente de conocimiento. Del sur vinieron culturas que nos empaparon de conceptos nuevos, de nuevas formas de comerciar, de nuevas formas de trabajar. El sur nos ilumina, el sur nos protege. Pero también puede ser duro, puede ser cruel como lo es la naturaleza. Por eso es necesario humanizar el sur. Hacerlo amable, hacerlo justo. Hacer que las sombras que oscurecen nuestro tiempo queden casi imperceptibles como la sombra de gnomon clavado en el suelo al mediodía.

“Así que reivindicamos el Sur, con vosotros, hermanos y hermanas de Mediodía, que sois quienes habéis dado el impulso suficiente para llegar hasta aquí.  Gracias por ser uno más entre nosotros”.