30 de Abril de 2022

Levanta sus columnas la R.·.L.·. Atocha - Plutarco nº 104

En una ceremonia que reunió a más de 40 hermanos y hermanas en la sede madrileña de la GLSE, presidida por el SGM, Xavi Molina, asistido por la Comisión Instaladora, encendió sus luces la R.·.L.·. Atocha - Plutarco nº 104.

                                           El SGM de la GLSE y el VM de la R.·. L.·. Atocha - Plutarco nº 104

Xavier Molina destacó que el avance en la unión de la Masonería liberal española engrosando las columnas de la Gran Logia Simbólica Española, se debe al trabajo de cada una de las Logias que la integran.

El Distrito Centro, a pesar de la pandemia, ha crecido como nunca, sin intentar convencer a nadie, si no a través de la imagen del quehacer que con fraternidad se desarrolla en nuestros Talleres y que reflejamos al exterior.

El Venerable Maestro, habló sobre los queridos hermanos “Plutarco” y “Vives”, impulsores en el Taller originario de esta visión de unión de la Masonería.

Por tanto, han llegado por confluencia a la GLSE, estos hermanos y hermanas de la Masonería social en acción, con una visión amplia y diversa, centrada en la perseverancia contra la fragmentación de la institución y la eficacia de su trabajo por el ideal humano que persiguen: no reducir su actividad a la construcción simbólica del Templo interior de cada uno, porque la tarea es la construcción de ese otro Templo tan necesario, el de una Humanidad libre, igual y fraterna.

Parte esencial de esta visión es el desempeño de un papel como referente de transformación social: ser una alternativa eficaz y solida a las amenazas que se ciernen sobre las libertades en Europa.

La R.·.L.·: Atocha - Plutarco ha dado el valiente paso, tras un trayecto empedrado de desencuentros y divisiones en toda la Masonería española, de integrase como Taller en la GLSE.

La construcción de un único templo en el pueda trabajar con calma y seguridad el pueblo masónico es la respuesta pendiente de la Masonería española: este templo sólo se puede cimentar sobre un pilar, la unidad.

Desea esta Logia atraer el talento disperso; generar la energía que precisa la capacidad de acción, que fomente, a su vez, un sentimiento cercano a los ideales masónicos.

Atraer masones sin mandil que, en el ámbito profano, comparten sin saberlo gran parte de nuestro ideario, y que la opinión de la Masonería se percibida como valiosa y respetada en la construcción de lo común, son sus claves.

Tras numerosos y fructíferos debates en log.·., llegaron a la conclusión de que sólo un proceso de confluencia entre las distintas obediencias de la Masonería liberal es por lo que están trabajando intensamente.

Como dijo el H.·. Salvador Allende en su plancha de quite: “es esencial el frío análisis colectivo para adoptar resoluciones de gran trascendencia”.

La R.·. L.·. Atocha – Plutarco nº 104 ha dado los pasos necesarios para contribuir a este propósito de integración, confluyendo siempre con lealtad en el proyecto de la construcción desde la unión.