6 de Febrero de 2021

Los Compañeros de la GLSE, de viaje

El sábado 6 de febrero los Compañeros de la Gran Logia Simbólica Española salimos de viaje, no presencialmente como nos hubiera gustado a todos, para encontramos en el punto geométrico online solo conocido por los Hijos de la Viuda.

Este II Encuentro Nacional no solamente sirvió para adentrarnos en el conocimiento de la Masonería Rectificada, con un enfoque diferente, y de la ceremonia de pase a compañero en el rito de la Masonería Inglesa, también nos ayudó a reforzar los lazos fraternales que dan sentido a nuestra Institución.

El VM de la Respetable Logia Siste Viator nºn88 en el Oriente de Tenerife, Logia que trabaja en el rito de Emulación, y el Past Master de la misma, nos instruyeron sobre la historia y evolución de este rito teísta, austero materialmente, sin alteraciones luminarias, llevado a término en la mesa del ágape. Es el rito del estar, el más antiguo con el de York, que ha sufrido pocas alteraciones y que deben memorizar los hermanos.

Un QH Compañero de este Taller, explicó la ceremonia de Iniciación, anticipo a la revelación de cómo un Aprendiz es elevado a Compañero. El aumento de salario comienza con el VM valorando si el candidato está preparado. Pasada esta prueba, el candidato o candidata es conducido fuera del Taller y se inicia el periplo que llevará al Aprendiz a recibir su aumento de salario.

Después, un espacio de preguntas acerca del Rito de Emulación se llenó con las demandas de parte de los sesenta y tres asistentes. Los maestros del rito dispensaron el conocimiento solicitado.

En cuanto al segundo tema a tratar en esta convocatoria, la Masonería Rectificada, el QH IIñaki, nos acercó al Rito Escocés Rectificado, cuya patente ya ha solicitado la Gran Logia Simbólica Española.

El Rito, como se conoce hoy, surgió a partir de la vinculación de masones a la Estricta Observancia Templaria provenientes de Lyon y Estrasburgo en los conventos masónicos de Lyon de 1774 y de Wilhelmsbad de 1782. Concretamente, en el convento de Wilhelmsbad se decide poner orden a los grados, al rito y la supuesta conexión histórica de la Masonería y el Temple.

La riqueza de este ritual facina y ha provocado gran inetrés entre los Compañeros aquí reunidos. Por este motivo, os mostramos algunos libros que profundizan sobre el mismo.

Aquellos que leemos las páginas pares de la historia de la Masonería, sabemos que en el reverso se esconden palpitantes relatos de lo escuchado por nuestros antiguos Compañeros y en ocasiones, los mapas que dan cuerpo a hechos o conceptos abstractos.

 En los orígenes de la Masonería operativa, el Segundo Grado significaba "compañero de trabajo".

Parece haber acuerdo entre los investigadores: antes de la formación de la primera Logia en 1717 solo existían dos grados. Esta afirmación se apoya, entre otras pruebas, en el dicho antiguo: "Ningún Hermano, por muy hábil que sea será llamado Maestro Masón hasta que sea elegido presidente de la Logia”.

Si retrocedemos en el tiempo, el Poema de Regius de 1390 y el Manuscrito de Cooke de 1420 declaran: “Y les dio la orden de que se llamaran Compañeros y no de otra manera porque todos eran de un mismo Oficio”.

Existen muchísimas referencias al Segundo Grado y a los Compañeros masones. Nos referimos a una especial por su alegoría: la Oca y el signo con el que se representaba, su “mano” palmípeda, símbolo de la capacidad operativa del espíritu sobre la materia, estaba profusamente relacionada con los Compañeros Constructores quienes la tomaron por distintivo de reconocimiento, al extremo de llamarse entre ellos jar, ansar, u oca" (Rafael Alarcón Herrera, “La Huella de los Templarios: ritos y mitos de la orden del Temple”).

Pata de oca en el monasterio de Poblet, Tarragona

La sencillez y las enseñanzas simbólicas contenidas en este grado lo llenan de fertilidad; sus sugerencias prácticas convierten al Compañero en un verdadero embajador de su Logia.

En la Masonería especulativa el objeto de búsqueda es la Verdad. El Compañero busca más luz en el camino de su viaje entre el estado inferior y superior, siempre en progresión.

¿Cuál es la recompensa y el salario de un Compañero?

El aprendizaje. El paso a paso dado hasta llegar a la cámara intermedia de la verdad. Aprendemos que somos parte de una gran Institución formada por los Hermanos y Hermanas en casa (nuestro Taller) y en otras Logias; siempre hay una puerta abierta para entrar y obtener un salario.

El segundo grado, parece representar la parte más importante de la existencia del ser humano: su vida laboral. En un símil si pensamos en parámetros actuales, sería un becario, aprende el uso de las herramientas con los materiales que tiene o ha de ir a buscar.

EL FUTURO DEL SEGUNDO GRADO EN LA GRAN LOGIA SIMBÓLICA ESPAÑOLA. EL COMPAÑERO DEL FUTURO

Imagen - muycomputerpro.com

Debido a la importancia de la conexión histórica de la Masonería Operativa y la Masonería Especulativa, parece de vital importancia seguir animando a nuestros miembros a completar la educación masónica que puede alcanzarse a través de los Grados.

Por este motivo y para ayudar a todos los hermanos y hermanas, la GLSE ha editado manuales de los dos primeros Grados en el rito Escocés Antiguo Aceptado y en el Rito Francés.

El Segundo Grado introduce al Compañero en las importantes artes liberales y las ciencias que explican la conexión entre geometría y ética. Los Compañeros operativos fueron quienes realizaron la mayor parte de la construcción de las antiguas catedrales.

Nuestros Compañeros futuros seguirán viajando para aprender en otros Talleres y llevar, en el mismo periplo, a otras Logias lo aprendido en sus lugares de procedencia.

El explorador del futuro realizará el viaje que no es viajar: conocer pasando al otro lado del espejo, pero también habrá de ir a otros lugares para llevar y traer luz, para conectar su Logia con otras Logias, en definitiva, para dar y traer conocimiento y, siempre la Paz.