24 de Mayo de 2019

Sapientia-Ars Vivendi nº 87 levanta columnas en Salamanca

Presidió la ceremonia el Gran Maestre de la GLSE, Xavier Molina, y acudieron numerosos Grandes Consejeros y masones y masonas de toda España.

Masónica liberal, adogmática y desde luego igualitaria: hombres y mujeres trabajan en absoluto pie de igualdad. En Salamanca lo llevan haciendo ya desde hace casi dos años, en lo que ha sido el Triángulo Masónico Renacimiento II, que ahora se convierte en una Logia de pleno derecho, numerosa, rigurosa y joven. La nueva Logia trabajará en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

En el Salón de Pinturas del Colegio del Arzobispo Fonseca (uno de los edificios renacentistas más bellos del mundo) hay un fresco en el que aparece, entre nubes, un brazo cuya mano sujeta una vara, un martillo de orfebre y una escuadra de madera. La escuadra contiene el globo terráqueo, y sobre el conjunto luce un sol que lo ilumina todo. Esa simbología tan sugerente no es la única masónica, ni mucho menos, que hay en ese deslumbrante salón que acogió, el pasado 24 de mayo, la solemne ceremonia del Encendido de Luces y Levantamiento de Columnas de la nueva Logia Sapientia-Ars Vivendi, nº 87 en el registro de la Gran Logia Simbólica Española.

Nadie lo sabía, pero los elementos rituales que la naciente Logia había elaborado para ese esperado momento (el sol, la luna, el delta luminoso y las dos columnas de la entrada) encajaban perfectamente con la decoración neoclásica de la ilustre sala. Bastantes de los casi 70 hermanos y hermanas que acudieron a la ceremonia, pensaron que todo eso formaba parte de la estancia. No era cierto, pero esa coincidencia contribuyó a realzar la brillantez del acto al que acudieron hermanos y hermanas del Gran Oriente de Francia (Logia “L’Amitié d’Aquitaine”, de Burdeos), del Grande Oriente Lusitano (Logias “Paladinos”, de Vila Real, y “Seara Nova”, en Bragança), de la Grande Loja Feminina de Portugal (Logia “Alleo”) y varios ilustres hermanos de la Gran Loggia d’Italia: nada menos que Fabio Gentili, de la Logia “Venetia”, y dos Grandes Consejeros de la GLDI, Domenico Todisco y Domenico Lananna, entre varios más.

El Gran Maestre Xavier Molina fue asistido por cuatro Grandes Consejeros de la GLSE: Anna Mir, Francisco del Barrio, Pilar Abuin, José Luis Yagüe y por numerosos hermanos y hermanas que acudieron desde Madrid, Valladolid, Ávila, Galicia, Cataluña y varios lugares más. Destacaba la presencia del Gran Comendador del Supremo Consejo Masónico de España, Ramón Salas, que acudió como antiguo Venerable maestro de la Logia Minerva-Lleialtat, nº 1 de la GLSE; de la querida hermana Nieves Bayo Gallego, predecesora de Molina en el oficio de Gran Maestre, y del querido hermano Luis Martín Sánchez de Castro, anterior presidente del Distrito Centro.

Estaban, además, como no podía ser de otro modo, los Venerables Maestros (y muchísimos hermanos) de las Logias Hermes-Tolerancia nº 8, de Madrid; Arte Real nº 44, también de Madrid; Indivisible nº 51, de Valladolid, y desde luego la también madrileña Renacimiento nº 64: es la Logia “madre” de Sapientia-Ars Vivendi, cuyos hermanos y hermanas, y cuya Venerable Maestra, Candela Portal, se han esforzado durante más de dos años para que la nueva Logia nazca como ha nacido: sólida, firme y con un gran futuro.

La ceremonia consistió en el ritual del Encendido de Luces de la nueva Logia, que hizo el Gran Maestre; en la entrega de la Carta Patente del Taller que ahora nace; en la Instalación del primer Venerable Maestro (presidente) de la Logia, oficio para el que fue elegido el hermano Brenno Ambrosini, y de su cuadro de oficiales; en la ceremonia de afiliación de los tres primeros Aprendices el nuevo Taller (Manuel, Adriana y Miguel), que recibieron su admisión de manos del Gran Maestre; en la entrega de obsequios al nuevo Taller y, por fin, en el ágape fraternal que se celebró en la Hospedería del mismo Colegio del Arzobispo Fonseca. Ahí fue cuando se llevó una ovación larga y cerrada el vicerrector de la Universidad de Salamanca, Excmo. Sr. D. Enrique Cabero Morán, que colaboró de manera decisiva y generosísima en la consecución del Salón de Pinturas y de la propia Hospedería.

La nueva Logia salmantina ya tiene trabajo: el mismo día de su nacimiento, dos ilustres hermanos y Grandes Consejeros de la Gran Loggia d'Italia degli ALAM, Domenico Todisco y Domenico Lannanna, propusieron a Sapientia-Ars Vivendi su hermanamiento con la logia italiana "Aldo Tavolaro", en la ciudad de Trani, en la costa del Adriático. La propuesta fue recibida por los hermanos y hermanas de Salamanca con el mayor de los entusiasmos. Sapientia-Ars Vivendi hereda así (quizá no podía ser de otra manera) la "vocación italiana" de su "logia madre", Renacimiento nº 64, de Madrid, que está hermanada con las Logias Venetia y Filistor, de Venecia y San Severo (Puglia) respectivamente.

El Gran Maestre, en su breve discurso, felicitó y dio ánimos a la docena y media de masones y masonas que han puesto en pie, con todo ímpetu, la primera Logia masónica liberal e igualitaria de Salamanca; se congratuló porque ya sabe que pronto serán bastantes más los miembros de Sapientia-Ars Vivendi, ante las muy próximas iniciaciones y afiliaciones; comprometió su palabra para ayudar al Taller recién nacido en todo lo que necesite, y mostró su satisfacción al comprobar que la GLSE está creciendo de manera tan sólida como rápida: cuando concluya este curso, en la Asamblea General que se celebra en Barcelona los días 7 y 8 de junio próximos, la Gran Logia Simbólica Española contará con seis logias y casi setenta hermanos y hermanas más que hace nada más que un año.

Fue un día glorioso para la Masonería liberal e igualitaria española e imposible de olvidar para quienes allí lo vivieron. En el Salón de Pinturas, la escuadra sigue enmarcando el globo terráqueo iluminada por el sol. Un sol masónico que, por fin, al menos en Salamanca, vuelve a brillar con luminosa fuerza, con sabiduría y con belleza.

Este es el contacto de Sapientia-Ars Vivendi:

sapientiaarsvivendi@glse.org