29 de Enero de 2021

Vinum ad Solem: Laicidad

La R.·. L.·.Sapientia Ars Vivendi nº 87 de Salamanca organiza cada mes un encuentro masónico virtual internacional. Se abordan temas de trascendencia social y masónica. La coordinación es colegiada por hermanos y hermanas de las Respetables Logias: Eraclito (San Donà de Piave, Venecia, Gran Loggia d’Italia), L’Amitié d’Aquitaine (Burdeos, Gran Oriente de Francia), Pobratim (Belgrado, Serbia, también Gran Oriente de Francia) y de otros países como Portugal.

Se trata de encontrarse, conocerse, escucharse y compartir reflexiones sobre el tema que propone la Logia que coordina el encuentro cada mes.

El Vinum ad Solem - Convivium XVI, del pasado 29 de diciembre, abordó “El viaje interior”, tema propuesto por la R.·. L.·. Eraclito.

Ayer, día 28 de enero, el Convivium XVII, estuvo coordinado por los QQ.·. HH.·. de la R.·. L.·. “L´Amitié d´Aquitaine”. Su tema fue “La Laicidad: manera de vivir juntos e instrumento de libertad”.

Se leyeron los siguientes trabajos:

  • “Historia resumida de la laicidad francesa” de la ·. L.·. “L´Amitie d´Aquitaine”, O.·. de Bordeaux – GOdF.
  • “Laicidad y Francmasonería” de la·. L.·. “L´Amitie d´Aquitaine”, O.·. de Bordeaux – GOdF.
  • Laicidad y Sociedad” del Q.·. H.·. de la R.·. L.·. “L´Amitie d´Aquitaine”, O.·. de Bordeaux – GOdF.
  • “Trabajo colectivo sobre la Laicidad” de los QQ.·. HH.·. AA.·. de la R.·. L.·. “L´Amitie d´Aquitaine”, O.·. de Bordeaux – GOdF.
  • “La importancia de la Laicidad en la Educación y la Cultura” de la R.·. L.·. “Sapientia Ars Vivendi”, O.·. de Salamanca – GLSE.

El laicismo, ese término tan difícil de descifrar, se asocia comúnmente a la experiencia hexagonal de separación entre Iglesia y Estado.

Los principios subyacentes no son específicos de Francia y, superando esta idea de un excepcional laicismo francés, se propone una definición más general que lo concibe como el respeto del Estado de los principios de la libertad de conciencia y de la igualdad moral de los ciudadanos.

La realización de estos principios supone el establecimiento, a nivel institucional, de dos modos de funcionamiento complementarios: la separación entre las Iglesias y el Estado; y la neutralidad del Estado frente a las religiones.

¿Dónde se encuentra el Estado aconfesional Español?

Francia y Estados Unidos son los únicos países del mundo que han consagrado en su Constitución los principios de separación y neutralidad, por lo que pueden considerarse dos modelos de regímenes seculares. Sus diferencias están vinculadas al contexto ideológico y político en el que se han construido desde finales del siglo XVIII. Pero también se deben al papel que ha jugado la religión en la historia respectiva de ambos y a la forma en que, hasta el día de hoy, esta se ha estructurado en torno a las representaciones dominantes de la identidad nacional.

Fue en el período revolucionario, con la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano (1789) y con la Constitución de la Primera República (1791), cuando en Francia se produjo un primer paso hacia la secularización, con la proclamación de la libertad de culto y el establecimiento de un estado civil secular.

Sin embargo, no fue hasta la llegada de la ley de separación de iglesia y estado, del 9 de diciembre de 1905, cuando verdaderamente se consagró el principio del secularismo en Francia.

Existe otro factor importante: entre 1879 y 1882, fueron promulgadas las leyes escolares de Jules Ferry que ayudarían a secularizar la educación pública, al prohibir la enseñanza de la moral religiosa y al eliminar el poder de control del ministro de culto en las escuelas primarias.

A lo largo de las décadas posteriores, otras leyes, a veces controvertidas como la ley Debré de 1959 sobre la financiación de las escuelas privadas confesionales, han ayudado a remodelar y aclarar los contornos de la relación entre el Estado francés y las religiones y, en particular, la Iglesia católica.

Más allá de la legislación, el laicismo francés se afirmó durante el siglo XX, como una de las piedras angulares de su modelo republicano, hasta que se incorporó al texto de la Constitución después de la Segunda Guerra Mundial.

La concepción republicana del laicismo, aportaron algunos hermanos en el debate tras la lectura de los trabajos, que fortalece la cohesión de la sociedad, protegiéndola de los conflictos ligados a las religiones, también puede utilizarse en ocasiones para justificar la restricción por parte del Estado de determinadas prácticas consideradas potencialmente divisorias, como el uso como ejemplo, del velo musulmán.

Más que una simple forma legal de organizar las relaciones entre el Estado y las religiones, el laicismo funciona en Francia como un valor cívico, inscrito en sus tradiciones y en el corazón de la identidad republicana.

Pero la creciente visibilidad del islam y la supuesta incompatibilidad entre algunas de sus prácticas o tradiciones y el principio de laicismo - en particular la estricta distinción entre las esferas pública y privada que se supone que garantiza – es lo que, desde finales de la década de 1980, ha reavivado los debates sobre el campo de aplicación y el alcance de la Tolerancia.

En España, la cuestión de la relación entre las religiones y el Estado no es hoy en día ampliamente abierta, ni está en constante discusión o (re) negociación en la esfera pública. La interpretación de los principios de separación y neutralidad evoluciona a lo largo de las transformaciones políticas y religiosas. Estamos lejos de las fronteras del secularismo francés y estadounidense; también de sus contradicciones internas.

Ilustración: Adrián Pérez

Al final del encuentro, como es tradición, se hizo un brindis conjunto por la Fraternidad.