PROCESO

Si conoce a algún masón o masona de la Gran Logia Simbólica Española seguramente ya sepa bastante sobre el proceso de ingreso. Si no conoce a ninguno, no se preocupe. Para eso ha llegado hasta aquí.

En primer lugar, puede buscar en nuestra página web la logia más cercana a su lugar de residencia. Envíe un correo electrónico solicitando el ingreso. Si en su ciudad hay más de una logia de la GLSE y no sabe por cuál decantarse pida información en las mismas logias o escriba a la Gran Secretaría de la Gran Logia Simbólica Española (glse@glse.org). A partir de ahí, se pondrá en marcha un mecanismo en la logia que, en caso de aprobarse esa solicitud inicial, le llevará a entrevistarse con tres Maestros Masones. Esto es lo que llamamos aplomaciones.

Estas entrevistas tienen el objetivo de conocerle mejor y saber más acerca de sus intereses y motivaciones. No son un examen, aunque pueda parecerlo. Forman parte del proceso de conocimiento mutuo y también pueden servir para aclarar dudas sobre qué es y qué no es la francmasonería. Después de estas aplomaciones, la logia deberá votar de nuevo acerca de su solicitud.

En el caso de que esa votación resulte negativa, se le comunicará a la mayor brevedad posible. Y en el caso de que lo votación resulte positiva, los siguientes pasos del proceso deberá descubrirlos usted mismo…


Después de la solicitud de ingreso se pone en marcha el proceso de aceptación. Tres entrevistas para conocerle mejor y aclarar dudas cuyos informes serán votados en Logia para la continuación del proceso. Si es apto, pasará a la Iniciación.